Evaluación del deterioro congnitivo

 

En Bélgica existe una numerosa población española de edad avanzada. Dado que la situaciones de evaluación psicológica y neuropsicológica  difieren  para una persona  si se realizan en su lengua materna o  en otra adquirida en la edad adulta,  facilitamos la posibilidad de que aquéllas personas que lo requieran, puedan hacerse una exploración psicogeriátrica en español, adaptada, que después será traducida al francés.

La exploración geriátrica y neurológica de una persona de edad avanzada debe siempre completarse con una evaluación de su estado mental y funcional.

Es imprescindible detectar los procesos de demencia o deterioro cognitivo, desde estadios iniciales de la enfermedad, a fin de facilitar al paciente la asistencia más completa y garantizar su calidad de vida. 

Además del protocolo aplicado por los especialistas en medicina, como pruebas de neuroimagen, análisis de laboratorio, grado de nutrición, etc., se hace imprescindible completar la historia clínica del paciente con  los  resultados obtenidos en escalas y baterías neuropsicológicas que nos indiquen la presencia o no de deterioro cognitivo y su grado.

Igual de importante es el seguimiento periódico del paciente para determinar cambios en su estado cognitivo, comportamental,  emocional y funcional, y poder informar puntualmente al especialista en medicina al objeto de que  pueda valorar los cambios necesarios en los tratamientos, tanto farmacológicos como terapéuticos concomitantes, para garantizar la calidad de vida del paciente.